El estreno de Los Minions, es la tercera película de la franquicia de Mi Villano Favorito. El largometraje, que se enfoca en la historia de los secuaces de Gru, presentó desafíos a los que sus creadores y directores no se habían enfrentado, partiendo por la creación de un guion con personajes que no hablan.

Por Josefa Villaseca

Cuando le plantearon la idea de realizar una película que se centrara en la historia de los populares y amarillos personajes de Mi Villano Favorito, su co-director Pierre Coffin respondió sí sin siquiera pensarlo. La popularidad y el potencial de los minions hacían que generar un largometraje animado con ellos en el rol protagónico fuera una gran apuesta.
Tres años más tarde, y a días de su estreno mundial, el director se arrepiente de sus palabras. Y es que aunque el resultado es una película que cuenta con alta expectación del público, el proceso de desarrollo fue más duro de lo que había pensado inicialmente.
Pierre Coffin se inició en la animación estudiando en la prestigiosa Escuela de Animación Les Gobelins en Francia. Recuerda este período como una etapa de búsqueda de su identidad como animador y director, para llegar finalmente a la animación computacional, área en la que se desempeña actualmente y que le ha llevado a dirigir tres de las películas animadas más exitosas de los últimos años: Mi Villano Favorito (2010), Mi Villano Favorito 2 (2013) y Los Minions (2015).

SM: ¿Cómo ingresaste al mundo de la animación y especialmente al área que te dedicas?

– Cuando comencé a interesarme en la animación el padre de una novia estaba trabajando en una compañía que hacía dibujos animados para niños. Los visité y ahí supe que quería hacer ese trabajo. Aprendí a animar en 2D (animación tradicional) y siempre traté de encontrar otras técnicas. Siempre me costaba mucho dibujar y vi en la animación en computador que no tenía que dibujar los mismos personajes una y otra vez y asegurarme que siempre se vieran igual. Cuando la animación en computadores comenzó a convertirse en lo que es hoy en día, sentí que esta era una ruta que podía seguir que no necesitaba todos los dibujos que yo sabía que no podía hacer.

SM: ¿Tienes alguna influencia de animación que te haya llevado a encontrar tu identidad como animador?

– Mis recuerdos infantiles están todos relacionados con clásicos de Disney. Pero una de mis grandes fuentes de inspiración ha sido Los Simpson, porque me hizo entender que los personajes no tenían que ser dibujados completamente bien. Lo importante eran los personajes y lo que le estaba pasando a ellos. Esto abrió mi mente a un mundo en donde no tenías que tener las habilidades de un artista de Disney para ser capaz de contar las historia que quieres contar.
Cuando el animador español Sergio Pablos llegó con la idea de realizar una película acerca de la vida común y corriente de un villano, Pierre Coffin inmediatamente se fascinó por el concepto. “Era muy fuerte. Hacer de ese hombre malvado un personaje real que tiene sus problemas, que tiene que pagar cuentas y tiene que pagarle a sus secuaces”, señala el director. Cinco años después de la primera entrega, Coffin reconoce que al momento de estrenar la primera película no sentía seguro de su éxito.

SM: ¿Hubo algún momento en el que previste el impacto que la película y los personajes iban a tener?

– ¡No lo sabía! (risas). Después de terminarla pensé que iba a fracasar, teníamos tantas versiones y con la que nos quedamos no era la de un comienzo. Tuvimos que bajarle el tono a todo, después de todos los cambios y los años se sentía distinto a lo que nos propusimos hacer. No preví ninguna emoción saliendo de los personajes, lo que aparentemente sí ocurrió. Lo único que si preví fue que esos pequeños amarillos personajes se iban a convertir en algo grande. Solo lo supe porque los diseños eran geniales, las ideas que encontramos para ellos eran geniales, sentí que todo encajó alrededor de estos personajes y los hizo sus propios protagonistas.

SM: Sin embargo, la idea original de los minions también era diferente ¿Cómo se llega al resultado final de un personaje y cómo ayuda a lo que son hoy en día?

– Originalmente Sergio Pablos los imaginó como gente real y normal, personas musculosas. Pero no teníamos suficiente dinero para hacer todos estos sofisticados personajes humanos con músculos. Le pedimos a Eric Guillon (director de arte) que pensara en una alternativa y diseñó pequeños tipos, humanos, con overoles y poleras. Nos gustó la idea de los overoles, así que mantuvimos eso y le dijimos que siguiera buscando. Chris Renaud tenía esta idea de unas pequeñas criaturas viviendo bajo la tierra, así que les pusimos lentes y todas las cosas encajaron. Cuando el test de animación llegó comenzamos a darles una voz y todo el diseño, el input de Chris y mi voz, se triangularon y se transformaron en estos pequeños personajes.

SM: ¿Cuándo supiste que podrían protagonizar su propia película?

– Esa fue la parte más difícil de hecho. Chris Meledandri (productor), al final de Mi Villano Favorito 2, nos preguntó si veíamos un potencial en una película de minions. Chris Renaud tenía dudas y yo dije, sin si quiera pensar: ‘¡Sí claro, son personajes divertidos!’. Y tres años después resultó que no era tan fácil como yo esperaba, porque ¿cómo escribes un guion en donde los personajes no hablan?- Tuvimos la idea de ir descomponiendo lo que los nos hace seres humanos. Esta especie de estudio de ellos llevó a todo: Kevin es el líder, es el personaje principal de la historia y tiene estos dos sub-minions con características individuales, tiene una misión de búsqueda pero también tiene estos pequeños problemas (Stuart y Bob) que tiene que acarrear. Podías tener conflictos entre los personajes, emociones entre ellos y poniendo en la mezcla un personaje humano como lo es Scarlett Overkill, tienes todos estos tipos de dinámicas por todos lados con los que puedes divertirte y con suerte la audiencia será capaz de conectar más con los personajes.
– Nunca debería haber dicho que iba a ser fácil, pero en el tiempo no estaba pensando en cómo haces una película acerca de tres personajes que no hablan o que no entiendes su lenguaje. Al final, espero que todos entiendan lo que está pasando. Lo mágico que viene con la animación es que no necesitas entender el lenguaje para entender lo que está pasando con sus emociones, es magia.

SM: Además haces las voces de los minions desde la primera película ¿Cómo es esto para ti, como director?

Lo genial de que yo haga las voces es lo fácil que es. El animador tiene una idea viene hacia a mí y me dice ‘¿Podemos hacer esta situación en la que un minion le dice al otro esto?’, yo puedo ir a mi oficina, hacer las voces y entregárselas para que anime sobre ellas. Hay un gran valor en eso porque tratamos muchas cosas, lo que vas a ver es una hora y media pero hemos hecho como dos horas. Así que pudimos intentar cosas sin comprometernos mucho y solo porque yo hice las voces era muy práctico, no tenía que pagarme a mí mismo mucho era solo cuestión de tiempo.

SM: Han pasado cinco años desde la primera película de Mi Villano Favorito. No tenías mucha fe al principio pero ahora en retrospectiva ¿Qué crees es lo que ha hecho que las películas sean tan exitosas?

– Es divertido porque pensé que a la primera no le iba a ir bien porque la emoción no estaba siendo verdadera. Cuando la estrenamos en Annecy fue la primera vez que la vi con audiencia y respondían a todo lo que queríamos que respondieran. Después de dos años y medio ya no sabes si la gente se va a reír de bromas que inicialmente encontraste divertidas y después de verlas una y otra vez dejan de serlo.

– En cuanto a Los Minions, creo que va a fallar completamente (risas). Si no estuviera trabajando en estas películas y los viera todo el tiempo pensaría: ‘¡Oh dios, no Minions de nuevo!’. Si amo la película y aunque había muchas cosas que no queríamos hacer, encontramos la solución más cómoda para hacerlas. Probablemente es mi película más personal hasta el momento, así que siento que si fracasa va a ser totalmente mi culpa.

SM: ¿Sientes presión al hacer una película acerca de personajes tan populares?

– ¿Presión? ¡No! Puedo dormir en las noches aunque no lo creas (risas). Estoy muy seguro de que las personas están esperando que esta película sea una película divertida y reírse cada vez que vean a un minion. No puedes hacer eso y espero que la gente lo entienda, creo que por eso tuvieron los mismos problemas con Madagascar y los Pingüinos. Creo que fracasó solo porque querían ser divertidos todo el tiempo, finalmente nunca sentías emociones, la historia era mala y no era una película al final, era solo un gag después del otro. Definitivamente no queríamos hacer eso. Tenemos, pienso y espero, una gran historia y es todo acerca de los personajes.

SM: ¿Qué podemos esperar de la película? ¿Vamos a conocer de dónde viene los Minions y como encuentran a Gru?

– Cuando empezamos a pensar en la idea de dónde venían, teníamos esta gran secuencia de créditos de apertura en 2D donde decíamos que empezaron de estas pequeñas células amarillas que siguen esta gran célula que se estaba comiendo a otras. Así que gradualmente pusimos la idea de que estos pequeños tipos han estado siguiendo a las criaturas más grandes y malvadas de su tiempo. Básicamente en los primeros 10 minutos los vemos yendo a través de distintos maestros muy rápido y luego mientras la historia evoluciona ellos se detienen en el personaje de Sandra Bullock (Scarlett Overkill) porque piensan ‘Esta es la indicada, definitivamente es la indicada’. Y la segunda parte de tu pregunta: ¡No puedo responder, van a tener que ver la película! SM