En sus dibujos confluyen las más diversas técnicas e influencias artísticas, sello que lo caracteriza y se ve plasmado en la película “Song of the Sea”.

Cortometraje “Old Fang” (2009)

Por Francisca Gubernatis

Diferentes estilos de trazos que se funden en acuarela, texturas orgánicas que saltan a la vista, tintas y acrílicos que se complementan con colores transparentes, son sólo algunas de las herramientas que saltan a la vista al ver “Song of the Sea” (2014), del director Tomm Moore. Una mezcla de colores, técnicas, texturas e influencias, que se entrecruzan y dan forma al trabajo de Adrien Merigeau (31), director de arte de este largometraje.

Desde hace más de diez años que Merigeau ha trabajado en el estudio irlandés Cartoon Saloon. Junto a ellos, ha maravillado a la crítica no sólo con “Song of the Sea”, sino que también con producciones como “The Secret of Kells” (2009) y “Old Fangs” (2009), en la que fue supervisor de fondos en la primera y director en la segunda.

Un portafolio personal y profesional lleno de dibujos con técnicas híbridas y experimentales hechas a mano y con una clara influencia de artistas del expresionismo y de otras corrientes del arte contemporáneo.

En Solomonos Magazine quisimos saber más sobre este artista francés, por lo que aprovechamos su visita a Chile para conversar con él sobre su comienzo, “Song of the Sea” y su próximo proyecto de largometraje: “Pachamama”.

Solomonos Magazine (SM): ¿Cómo describirías tu estilo?

Adrien Merigeau (AM): Creo que mi estilo viene de mi escuela, EMCA, en donde alientan a la gente a explorar su propio estilo, sus propios deseos, tus afectos hacia las imágenes. A mi realmente me gustó, porque significó que explorará diferentes aspectos de la animación que sentía que eran nuevos para mí, que no eran tan técnicos, así que comencé a tener mucho afecto por descubrir qué funcionaba y qué no. Pero estaba muy apegado en trabajar en papel, era muy importante para mí todo el tiempo. Porque es una manera de crear un momento donde pueden suceder muchos los errores, hay muchas cosas que no puedes controlar y eso es realmente entretenido y fascinante y muy placentero. Entonces siempre mi costumbre era dejar a las pinturas hacer mi trabajo, poniendo agua en el papel y algunos colores, y tratar controlar los accidentes. Todo eso es muy fascinante para mí.

Después de la escuela, fuí de pasantía directo a Cartoon Saloon. Eso fue hace diez años atrás. Y esta compañía tiene un acercamiento similar para construir imágenes y crear películas animadas. También usan papel como base y están influenciados por las imágenes de la mitología ancestral, imágenes que están conectadas con lo divino, con lo santo, con lo misterioso. Entonces, puedo continuar haciendo esa cosa de experimentar con los papeles, acuarelas, texturas y cosas por el estilo, y encontrar la forma en que Cartoon Saloon pone eso en una producción. Nosotros construimos todas las imágenes, todos los fondos con pintura, con estos papeles, con estas líneas, con lápices planos, brochas y cosas por el estilo.

Entonces, mi estilo está basado en el papel, es muy orgánico. Se trata de acuarela, pintar con colores transparentes, colores opacos, como acrílicos o tintas. Y eso mezclado Photoshop, para juntar todo ello. Así que mi estilo espero que esté conectado, o desearía que lo esté, con el dadaísmo, con el dadaísmo europeo.

SM: Hablando de ello, ¿qué otras influencias visuales has tenido?

AM: Me gusta pensar que las grandes influencias que he tenido son, por ejemplo, Paul Klee -él ha sido una gran influencia-, Gustav Klimt y Egon Schiele. Gente que trabaja las líneas, el diseño y la estructura en el espacio, y que hacen que el color y los materiales se puedan ver a través de la imagen. Es un mix de diferentes cosas.

SM: Justo mencionaste Cartoon Saloon. Primero ¿Nos podrías contar cómo comenzaste en el mundo de la animación? ¿Qué es lo que te motivó a dedicarte a esta área de lo audiovisual?

AM: Crecí en Francia y Francia es un país que tiene una cultura de imágenes muy fuerte, una cultura visual muy fuerte, especialmente en cómic -que vienen de Bélgica-. Sentía pasión por ellos y cuando crecí decidí que quería contar historias a través de ellos, a través de cómics. Cuando tuve mi primer computador, descubrí la animación con el software Flash y practique haciendo cosas muy básicas, muy simples. Poder añadir movimientos a imágenes estáticas, fue como una epifanía para mí. Y estando en la secundaria tuve que escoger entre entrar a la universidad o no -en el momento, no existía una escuela que te enseñara historietas, aunque necesariamente no necesitas una -pero, bueno, eso es debatible. Pero habían muy buenas universidades para estudiar animación en toda Francia, que era lo más cercano a mi deseo de contar historias a través de imágenes. Primero traté de estudiar comunicación visual, pero pensé que era muy restrictivo y estudiar animación haría volar mi imaginación con oportunidades, mostrándome cómo elegir entre diferentes técnicas, porque hay millones de técnicas. No es sólo un dibujo que se mueve, esa es solo una opción de las tantas posibilidades que tienes para contar historias. Así fue como comencé.

SM: Y, ¿qué desafíos representó hacer la película nominada a los premios Oscar, “Song of the Sea”?

AM: Cuando estábamos terminando la producción de “The Secret of Kells”, nos fuimos directo a “Song of the Sea”. El director de arte de “The Secret of Kells”, Ross Stewart, quería tomar un tiempo y enfocarse en sus pinturas. Tomm me pidió si podía hacer algunas imágenes para “Song of the Sea”, que creara una carpeta, que desarrollara la película mientras que él escribía la historia y trataba de organizar todo, porque la producción comenzaría muy pronto. Hice eso con Tomm. Y creo que el desafío más grande fue tratar y conseguir ser tan buenos como “The Secret of Kells”. [Esa película] fue hecha por un grupo de personas que se conocían desde la niñez, Así que estaban realmente conectados. Así que nuestro desafío fue recrear la misma dinámica que tuvimos en “The Secret of Kells”. Ross se había ido y Ross es realmente muy talentoso. Así que la vara estaba extremadamente alta para crear imágenes tan sólidas, tan magníficas, tan maravillosas. Porque “The Secret of Kells” fue una pieza de trabajo asombrosa, es hermosa, es magnífica y fue un gran éxito que fue a los Oscar, y que a mucha gente le encantó. Así que, tal vez, el desafío fue la expectación masiva que había y yo esperaba ser lo suficientemente bueno. Ese fue el gran desafío. Pero al final, pienso que funcionó.

Leer entrevista en Issuu

Videoclip “Cecelia & Her Selfhood” de Villagers (2011)

Song of the Sea (2014)

Song of the Sea (2014)

Concepts arts “Song of the Sea”

SM: Hemos escuchado que ya estás trabajando en un nuevo proyecto ligado a Latinoamérica. ¿Qué nos puedes contar acerca de “Pachamama”?

AM: Juan Antin, su director, se mudó a Francia algunos años atrás para intentar hacer su película en Europa. Creo que tenía este proyecto cinematográfico hace algunos años, había tratado de hacerlo en Argentina y de ahí se mudó a Francia para encontrar productores. Así que el proyecto cinematográfico fue presentado a Didier Brunner, un productor muy importante, prominente y muy talentoso que hay en Francia, quien también ha producido por ejemplo “Kirikú et la sorcière” y coprodujo “The Secret of Kells”. Así que, estando dentro del proyecto Didier Brunner me preguntó si estaba interesado en hablar con Juan Antin, y ver un poco la transición entre el proyecto que tenía en Argentina, que era de stopmotion, a un proyecto que sería más 2D o 3D o un mix entre los dos, que se ajustara mejor a la industria de animación francesa, porque en Francia no tenemos muchos -tenemos algunos, pero no muchos estudios que se dediquen al stopmotion. Y cuando tratas de hacer un largometraje y te sientas a ver lo que hay, compites con gente que es muy potentes, como en Aardman en Londres. Entonces tienes a gente que es extremadamente buenas en lo que hacen. Y Didier creyó que era una mejor idea hacer un proyecto en el que la industria francesa estuviera más a gusto, estuviera más en forma, que es en 2D o 3D.

Así que estoy trabajando con Juan en este increíble proyecto sobre un niño andino que estará en medio de dos grandes fuerzas: la de los Incas y los conquistadores españoles. Así que el proyecto es culturalmente fascinante, visualmente es espléndido. Y tengo que trabajar tratando de encontrar la forma en que respete la autenticidad de su visión. Sí que, por el momento, estamos haciendo eso en París. SM