Entre la animación y Youtube

A través de sus casi cinco años de historia, Bernardita y Matías consideran que el estudio chileno se encuentra entre dos mundos, escenario que podría cambiar en poco tiempo.

Personas Cetáceas (2012)

Por Francisca Gubernatis

Los ojos de Matías Latorre veían cómo las noticias, los vídeos y las más diversas páginas de Internet pasaban y pasaban en la pantalla de su computador. Hasta que algo llamó su atención y se detuvo. Los delfines y las ballenas eran declarados como personas no humanas en la India y gracias a este estatus no sólo contarían con su propia lista de derechos, sino que también con una webserie de animación titulada Personas Cetáceas, llevada a cabo por Marmota Studio. Pero esta idea tendría que esperar un poco antes de salir a la luz.

Cerca de un año después de leer esta noticia, Matías la recordó, le pareció chistosa y comenzó a bosquejar a un delfín con corbata y piernas en un cuaderno. Poco a poco el personaje fue tomando forma. Decidieron eliminar las piernas y fueron afinando algunos otros detalles, creando a McClane, el carismático protagonista que sueña con conquistar a los humanos con su hermosa mirada y carisma. Personaje que fue insertado en un mundo donde los cetáceos y los humanos conviven en la superficie.

Estos fueron los primeros esbozos de Personas Cetáceas, que en un principio sólo fue concebida como un cortometraje más, sin continuidad, idea que fue desechada al instante.

Hasta ese preciso momento, el canal de Youtube de Marmota Studio sólo contaba con cortometrajes únicos y en teoría sus personajes no vivirían más allá de esa aparición. En ese entonces el grupo de animadores, conformado por Matías, Bernardita Pastén, Koti Saavedra e Iván Kohan, creaban una pieza mensual cada uno. Así aparecieron cinco pequeñas producciones de un minuto de duración: Paradoja, Monster Dog, Pocas Ovejas, Pigmentos y Psycat.

—Había gente que le gustaba, pero no estábamos consiguiendo que nuestro contenido se viera, porque si a alguien le gustó el corto de este mes, el siguiente mes vamos a tener otro diferente. Necesitábamos una serie, sí o sí —recuerda Bernardita.

Pero en ese plan no estaba contemplado que McClane fuera la estrella del show. Esta primera webserie de Marmota tendría un protagonista nuevo en cada episodio. “Pero tuvimos eso de que necesitamos a un personaje que la gente siga y que sepan que el próximo vídeo de nuevo vamos a hablar sobre ese personaje que les gustó. Por lo que Personas Cetáceas se iba a tener que quedar con McClane hasta el final”, agrega la productora. Esa fue la primera victoria del delfín oficinista, su primer paso hacia la conquista de los humanos.

La serie contaría con 6 episodios de un minuto de duración, con posibilidad de una segunda temporada con las mismas características.

—Ahora veo los primeros capítulos y encuentro que le agregaría escenas y cosas así. Como que lo encuentro demasiado, ¿cómo decirlo? Sin sentido —asegura Matías mientras se ríe energéticamente y agrega:— En Personas Cetáceas hay mucho de ensayo y error. La evolución de la serie va en conjunto con la evolución de nuestras habilidades, de nuestro crecimiento.
En esos primeros episodios, los animadores de Marmota no se imaginaban lo que McClane traería consigo y hasta qué punto lograría conquistar al público de Youtube. Aquellos logros que estaban por venir se obtuvieron, de alguna forma, gracias al antes y después de Personas Cetáceas, a la historia detrás del universo de Marmota Studio.

La prehistoria de Marmota

Era su cuarto año en la carrera de Animación en la Universidad UNIACC, época para comenzar a preparar las tesis, cuando Bernardita y Matías conocieron a Koti e Iván. Sus estilos y metas eran afines, por lo que decidieron preparar juntos la tesis. “Queríamos animación 2D y los chicos hacían animación 2D. Nosotros queríamos hacer un piloto de webserie, y ellos querían hacer un corto. Entonces igual se complementaban”, señala la productora Ejecutiva.

Pero antes de comenzar con la tesis, otro desafío se asomaba para estos cuatro jóvenes animadores: la práctica profesional. En verano del 2011, una oportunidad surgió en Cunco, una comuna ubicada en la región de la Araucanía, cerca de Temuco, por lo que empacaron sus maletas y se fueron al sur de Chile por tres meses. Su misión era preparar una miniserie para niños de primero básico de colegios rurales, para así ayudarlos a reforzar los contenidos de Lenguaje y Matemáticas.

—Fue un desafío: los cuatro trabajando juntos por primera vez, definiendo cómo iba a ser nuestra línea de trabajo. Teníamos tres meses para hacer los 16 capítulos de 2 a 3 minutos. De hecho, los animamos en After Effects. Todo pensando en cómo economizar el tiempo —recuerda Bernardita.

—Yo creo que fue nuestro primer trabajo en serio de guión. De hecho, uno de los principales desafíos fue hacer la historia. Me acuerdo de estar frente a la pizarra y no poder cranear bien cómo hacerlo y la sensación de frustración por eso —agrega Matías.

El resultado de este trabajo fue la primera producción de este grupo de animadores, la antesala de Marmota Studio: Aldea Zafari, serie que mostraba a cinco amigos y cómo logran resolver sus problemas a través de sus conocimientos de Lenguaje o Matemáticas.

Debido a este proyecto no sólo conocieron a Sebastián Dupont, quien hasta ahora es el director de voces del estudio, sino que también, sin saberlo, descubrieron parte de lo que sería la esencia de Marmota Studio. “Creo que con Aldea Zafari comenzó nuestra historia con series cortas”, asegura Pastén.

Al concluir su trabajo en el sur, de inmediato comienzan a trabajar en su tesis, un piloto de webserie llamado Pangea Z, el que actualmente se encuentra disponible en su canal de Youtube con muy buenos comentarios y más de 41 mil visitas hasta la fecha.
Tanto los resultados de Aldea Zafari como los de Pangea Z impulsan a este grupo de animadores a crear un estudio, el cual se configuraría como uno de los primeros en dedicarse a crear cartoons originales para la Internet en Chile.

Fórmula híbrida

Con más de 46 mil suscriptores y casi cuatro millones de visitas a la fecha, Youtube es la plataforma de exhibición principal de Marmota Studio. Pero para sus animadores, este medio va un poco más allá de ser sólo un sitio para exhibir sus producciones. A través de los años, Youtube les ha ido dotando parte su esencia, transformándolos -en lo que ellos definen- en un híbrido entre un estudio de animación y un generador de contenidos para Internet.

—Hacemos todas estas actividades que hacen los estudios de animación; pero tenemos esta pata en Internet y de repente nos vemos obligados a hacer estas cosas que uno no está acostumbrado por la naturaleza del trabajo de animador. En Internet uno debe estar frente a la cámara, mostrarse así como ‘somos personas reales’. Creo que eso nos saca un poco del confort que uno tiene al estar detrás. Pero al final, el contenido de Internet funciona mucho por lo cercano que te puedan sentir las personas —explica Pastén.

Prueba de esta fórmula que cruza dos mundos es su segunda webserie: Abuelo Com. Esta producción relata las peripecias que deberá sortear un anciano para aprender a usar Internet. Pero en esta misión, no estará solo, ya que su nieto Pablo lo ayudará en sus intentos de dominar las nuevas tecnologías.

—Al Iván se le había ocurrido la idea de este abuelo tratando de manejar las tecnologías. Bueno, después derivó a otra cosa, el abuelo trata de ser youtuber y creo que ahí están nuestros primeros pasos hacia el mundo de los youtubers. Entonces el Iván con el Seba se contactaron con distintos youtubers chilenos y les pidieron la colaboración para que prestaran sus voces y aparecieran como personajes. Y hasta ahora les alegra la participación —señala Matías.

—Y han pasado como dos años y siguen diciendo “sí, yo estuve en Abuelo Com. Yo fui un mono animado” —agrega la productora del estudio.

—Eso es mucho lo que se da en Youtube: la colaboración. Y ahí se nota que estamos metidos tanto en el mundo de la animación como el de Youtube, somos como ese híbrido que te explicábamos —enfatiza el animador.

Pero Internet no ha sido su única plataforma de exhibición. Desde agosto hasta octubre 2013 los cartoons de Marmota Studio estuvieron en el canal ETC TV. Estos eran puestos al finalizar cada uno de los programas del horario prime del canal. Este hecho repercutió en la cantidad de seguidores que tenía el estudio chileno.

—Eso nos resultó mucho para que llegara gente nueva a nuestro canal, a ver más de nuestro contenido, a compartirlo, porque al final de cada cartoon de nosotros que se estrenaba en ETC, teníamos un cartón de 5 segundos que decía “Para más cartoons, revisa el canal de Youtube de Marmota Studio” —afirma Bernardita.

—Hasta ahora hay mucha gente que dice “¡Hey! Yo los conocí en ETC” —recuerda Latorre con emoción.

A partir de esa fecha, no pasarían muchos años antes de aparecer en nuevas plataformas y crear nuevas alianzas que harían llegar al trabajo de Marmota a nuevos territorios.

El salto a otros mercados

Hace unos años atrás, los animadores de Marmota Studio recibieron un correo electrónico que les abriría las puertas a un nuevo público en el futuro. Era de Enchufe TV, un canal de Youtube ecuatoriano que, en ese tiempo, contaba con más de 5 millones de suscriptores. “Esa vez ellos nos escribieron para decirnos que les gustaba nuestro contenido y que si alguna vez necesitábamos conversar de algo, que esa era la vía de contacto. Nunca más volvimos a hablar con ellos, pero fue como oye, es una buena idea contactar a gente que te gusta su contenido y decir acá queda el contacto”, rememora Pastén.

Esta idea los llevó a enviarles un e-mail a Frederator Studios, uno de los principales estudios de dibujos animados norteamericano para internet, responsables de Los Padrinos Mágicos, Zona Tiza y La Robot Adolescente. En aquella ocasión, Bernardita buscaba generar un nexo entre ambos, presentando a Marmota Studio.

Lo que siguió a ese correo, ni Matías ni Bernardita lo esperaban: Frederator les ofrecía unirse a una red de 50 estudios de animación a nivel mundial llamado Cartoon Hangover, siendo ellos los únicos de habla hispana.

Durante el 2014, gracias a este contacto los cartoons de este estudio chileno estuvieron disponibles en una aplicación de 3DS Nintendo. Por lo que todas las personas que se encontraran en México, Estados Unidos y Brasil, y que tuviesen su configuración en Español, pudieron acceder a este contenido.

La alianza con Frederator no llegó hasta allí. A finales de ese mismo año, el estudio norteamericano vuelve a contactarse con Marmota Studio, con una propuesta que no se esperaban: querían la licencia para exhibir los 18 capítulos de Personas Cetáceas bajo el nombre de Fin Punch!.

—Es la primera vez que Cartoon Hangover subía contenido latino doblado a su canal. Todo el contenido, hasta ese momento, eran series que producían ellos. Bueno, de repente tenían invitados, cartoons hechos por otras personas, pero era un corto único. Pero nunca habían tenido una serie latina doblada —recuerda Bernardita con mucha emoción.

—De hecho, según ellos, es la primera webserie que era doblada del español al inglés —afirma por su parte Matías.

usto en esta época, Marmota Studio no sólo vivía cambios en el público al que llegaba, sino que también tuvo modificaciones internas. La primera de ellas vino con la salida de dos de los fundadores, Koti e Iván. “Fue difícil, porque éramos cuatro animadores, entonces nuestras fuerza para poder realizar cosas, tanto servicios de animación como contenido para nuestro canal, se vio cortado a la mitad”, señala la productora ejecutiva.

Ya a un año de ese episodio, el equipo de Marmota logró mantenerse estable y está listo para una nueva transformación. A la fecha Bernardita y Matías se encuentran preparando la cuarta temporada de Personas Cetáceas y una nueva animación: Paco, el Niño Mágico. Estas dos producciones forman parte de los proyectos con los que por primera vez postularan al financiamiento del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) y con ellos, podrían pasar a una nueva plataforma de exhibición: la televisión.

—Si bien la idea no es dejar las webseries, es parte de la natural evolución. Como que ya siento que nos quedamos un poco cortos de las historias que queremos contar, no nos alcanza en un minuto. Entonces queremos dar el paso —confiesa Matías.
—Es parte de la evolución, pero también es parte de que no nos queda otra. Es la opción que tenemos. Y es como tomar y dar el paso o no salir nunca de donde estamos. Queremos más salida para nuestro contenido y con webseries es muy difícil conseguir más cosas por su formato —concluye Bernardita.SM

Leer reportaje en Issuu

Boceto del primer Mc Clein

Storyboard de «Personas Cetáceas»

Afiche de Golpea Duro Hara!

Bernardita Pastenes

Model Sheet personaje “Paco, El niño Mágico” (2015).

Personajes de “Golpea Duro Hara!” (2014)

Model Sheet Mc Clein

Matías Latorre.

Afiche de «Personas Cetáceas».

Página de Comics de «Personas Cetáceas».

Personajes de “Paco, El niño Mágico”(2015).

Personajes de “Personas Cetáceas” (2012)

Escena de «Personas Cetáceas».